Walter Erviti: “fue un placer jugar con Román”

  • 16/06/2020

Walter Erviti fue campeón en casi todos los equipos donde jugó (San Lorenzo, Banfield, Boca Juniors, Monterrey, etc). Se lamenta por no haber podido terminar su carrera con un campeonato en su querido Alvarado de Mar del Plata. Hoy espera una oportunidad como DT con su cuerpo técnico conformado por Leandro Gracián y el PF Roberto Luzzi. El exjugador dialogó con Boca Late sobre su paso por la institución Xeneize donde obtuvo el Apertura 2011 y la Copa Argentina 2012.

En Boca lo recuerdan mucho por su entrega, su buena pegada y por darle al equipo de Julio Falcioni un equilibrio en la mitad de la cancha con su dinámica. También nadie se olvida del Superclásico jugado en el Inicial 2012, fue el primero después del descenso de River, en el que empató el partido, en el Monumental 2-2, en el último minuto: “los hinchas de Boca siempre me lo recuerdan, para mí fue uno de los peores que jugué. No me salía nada. Me sentí superado. Desde los 20’, la gente de River ya estaba festejando y nosotros la peleamos desde atrás. Describir ese gol es difícil aunque fue el premio al intentar siempre sin que me salgan las cosas porque jugué muy mal. Agradezco a Dios por eso”

Muchos quisieron enfrentarlo a Riquelme y cuando le preguntamos por su relación con él sólo tuvo palabras elogiosas: “nosotros cuando llegamos a Boca, Román era el líder del equipo y nos dio a entender que teníamos que ser protagonistas. Qué debíamos pelear los torneos hasta el final. Entendimos rápidamente el mensaje y tuvimos que recurrir a la inteligencia. La verdad que fue un placer jugar con Román, me acuerdo aquel 2011 y 2012 donde lo hizo en un nivel increíble. Llegamos a la final de la Copa Libertadores por su desempeño. De esa Copa son los partidos que más recuerdo y también los Suerclásicos que son como jugar una FINAL. Si yo veía algo que no me gustaba lo hablaba con Riquelme o cualquier compañero. Siempre fui muy frontal. De todos los futbolistas con los que jugué en mi carrera no voy a negar que estuvo en el top. Otros que destaco son Leandro “Pipi” Romagnoli que era calladito, tenía 18 años pero cuando agarraba la pelota nadie se la podía sacar y Humberto “Chupete” Suazo”.

“Me hubiese encantado jugar mucho tiempo más en Boca, es un club muy exigente pasa que yo llegué a los 30 años y con esa edad tenía que hacer un gran despliegue. Luego se me hizo cada vez más difícil porque cuando tenía que renovar -Angelici quería que me quede- con 33 años se me complicaba por mi función en la cancha. Me reuní con Daniel y le expliqué que por mi edad no quería competir con los más chicos como Sánchez Miño y Colazo por lo que decidí irme. Disfruté mucho todos los años como futbolista, pero recibí bastante cariño de los hinchas de Boca” contó Walter Erviti desde su hogar en la Ciudad de Buenos Aires donde pasa la cuarentena por el Coronavirus.

Erviti jugó en La Bombonera para equipos rivales de Boca como para el club Azul y Oro. La tuvo en contra como a favor y sobre el estadio opinó: “obvio que La Bombonera es única. Boca por su gente la hace aún más especial. Sus hinchas están muy cerca, tiene peso propio. La realidad es que es un punto a favor que tiene Boca, lo hace muy especial. Es difícil escucharte con tus propios compañeros por lo que tenés que hacer señas para dar una indicación”.

 

Te puede interesar
Compartir noticia en...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin