Vamos, vamos los Pibes

  • 10/10/2021

Boca Juniors goleó a Lanús en la Bombonera por la fecha 15 de la Liga Profesional. El equipo de Sebastián Battaglia dio vuelta el partido que había comenzado perdiendo 1 – 0 con gol de Malcorra. Con buen juego asociado e individualidades en un gran nivel, Boca ganó bien el partido 4 – 2 con los goles de Weigandt (el primero que convierte en Boca) Almendra (hizo un golazo de afuera del área) Vázquez (a lo Palermo) y Pavón de penal. Los chicos marcaron el destino del juego, ellos fueron los responsables de una remontada ante los hinchas que volvieron a la Bombonera después de 577 días. Es por eso que el “vamos, vamos los pibes” llegó desde las tribunas y el estadio Xeneize volvió a hablar, como lo había hecho antes del partido con el hit “la Conmebol, la Conmebol, se va…” reprobando la sanción de la entidad sudamericana.

Por dos imponderables -Orsini y Cardona salieron con molestias físicas- entraron Vázquez (autor del tercer gol) y Molinas respectivamente, que fue muy bien recibido por los fanáticos que estuvieron en la cancha. Los Pibes se van ganando un lugar en el equipo. Cada vez que les toca ingresar o hacerlo como titulares -en la mayoría de los casos- cumplen con creces. Sin dudas que la contención de los más experimentados es fundamental. Los más grandes marcan el camino y ellos lo transitan. Estos chicos, en su mayoría, son parte la generación futbolística de los “pandemials” porque casi todos debutaron cuando los partidos eran sin público y ayer pudieron, por PRIMERA VEZ, hacerlo con público en las tribunas del estadio. Sin nervios y con una tranquilidad admirable, demostraron que están para más. Es por todo esto que la gente los apoya y les agradece la entrega como su manera de jugar. Sebastián Battaglia es como un padre para ellos porque a casi el 90% los tuvo en la reserva. El DT los tiene en el día a día y sabe todo lo que le pueden dar. Los chicos generaron una competencia por cada puesto que no había antes y eso le viene bien al grupo. Ayer cuando se iban a sus casas Aaron Molinas, Agustín Almendra y Marcelo Weigandt me respondieron, casi a coro, “la gente de Boca está loca, lo que más queríamos era jugar con ellos en la Bombonera”. Volvió el público, volvió la fiesta y los pibes fueron los grandes protagonistas de la jornada en Boca Juniors.

Te puede interesar
Compartir noticia en...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin