¡Hoy es el cumpleaños de Juan Román Riquelme!

  • 24/06/2020

Un 24 de junio de 1978 nació Juan Román Riquelme quién con sus 398 partidos oficiales, 92 goles y 11 títulos conseguidos en Boca Juniors se convertiría en el máximo ídolo de la institución por su juego e inteligencia para armar jugadas. Era un gran estratega que generaba una situaciones de goles o terminaba convirtiendo uno. Era como si tuviese ojos en la nuca. Como jugador un adelantado que decodificaba todo lo que pasaba en el partido con un pestañeo, si con un abrir y cerrar sus párpados le bastaba para saber lo que tenía que hacer como para decidir a dónde tenía que ir el balón.

Llegó desde Argentinos juniors en una compra grupal en el que estaban La Paglia, Ruíz, entre otros jugadores. Rápidamente pasó de la reserva a la primera para debutar en un Boca – Unión el 10/11/1996, por la 12da fecha, en la Bombonera. Apenas tocó la pelota e hizo una asistencia los hinchas de Boca lo empezaron a ovacionar. En el club ya se hablaba de ese fenómeno que pedía pista para empezar a recorrer su carrera deportiva como profesional.

Riquelme convirtió su primer gol con la camiseta azul y oro en la tercera fecha 12 de ese Apertura 96. Fue para terminar la goleada a Huracán en el 6-0. La Bombonera explotó con su conquista porque todos querían que el pibe, con sus 18 años, haga un gol. Desde ese momento fue siempre titular con el DT que lo dirigió. Entre los entrenamientos con la primera Xeneize y los de la sub – 20 de Pekerman vivió el 97 donde fue campeón del mundo de esa categoría en Malasia siendo una de las figuras del equipo nacional de esa categoría.

Desde que llegó Carlos Bianchi a Boca lo apadrinó y trató como si fuese un hijo. En todo el proceso del Virrey, Román como lo llamaba Carlos, fue demostrando sus cualidades futbolísticas y comenzó a Brillar. Riquelme con la pelota en sus pies era como un bailarían del Teatro Colón, muy elegante, fino, pensante, callado cuándo le pegaban y de salidas impensadas para dejar al rival en ridículo. Un fenómeno. No vimos otro jugador igual en Boca Juniors donde fue parte de los logros deportivos con las obtenciones del Apertura 98, 2000, 2008, 2011; Clausura 99; Libertadores 2000, 2001 y 2007; Intercontinental 2000; Recopa Sudamericana 2008; Copa Argentina 2012. 11 títulos (como para hacer un equipo titular con cada uno de esas conquistas) siendo importante o fundamental en casi todos. Además es el futbolista con más presencias en la Bombonera -lugar que definió como “el patio de mi casa”).

En la selección mayor pudo estar en el mundial de Alemania 2006 con Pekerman como entrenador (sin dudas que alguien muy importante en su formación) como en la Copa América 2007 con Alfio Basile (otro técnico que lo mimó como si fuese parte de su familia) y con Sergio Batista para ganar la medalla dorada de Beijing 2008 -único título con la camiseta Albiceleste-. Después vino el proceso con Maradona en el que por cortocircuitos con quién de chico tenía una buena relación -Diego, en su despedida, se puso la camiseta de Román- dejó de jugar en los seleccionados nacionales para dedicarse 100% a su gran amor, el Xeneize.

Riquelme es frontal y siempre hizo lo que quiso. Capaz de festejarle un gol a Macri (cuando era presidente de Boca) con un Topo Gigio porque tenía diferencias con él. Luego de pasar por el Barcelona (2001) y ser poco usado por Louis Van Gaal; Fue al modesto Villarreal F.C para ser parte de un grupo que peleó la liga española y llegó hasta una semifinal de la Champions (entre el 2003-2006). Con Manuel Pellegrini, era el entrenador del Submarino amarillo, dejó de tener dialogo en el 2006 para terminar volviéndose a préstamo a Boca. En el 2007 tuvo un nivel superlativo con Miguel Russo como conductor de ese plantel Azul y Oro. Esa Copa Libertadores 2007 lo tuvo como la gran figura del Boca campeón. Fue clave en todas las instancias como en los partidos decisivos. El mejor de ese gran equipo que ganó la final 5-0, ante Gremio, en el global (la máxima diferencia en un encuentro decisivo). En el 2012 se fue del club porque se sentía vacío para regresar con Carlos Bianchi dirigiendo el primer equipo nuevamente por tercera etapa y en el 2014 decidió no seguir porque sentía que Angelici no lo quería para irse a Argentinos Juniors que estaba en la B nacional porque quería devolverle algo al Bicho de la Paternal donde se formó -la devolución fue el ascenso-. Ya retirado siempre siguió pensando en Boca y le hubiese gustado seguir jugando hasta los 40.

Hoy cumple 42 años quien para muchísimos hinchas es el mejor jugador en la historia del club y máximo ídolo. Para otros, está entre los mejores -forma parte del podio sin dudas-. Juan Román Riquelme hoy tiene otra función y ya no es con la pelota entre sus botines. Hoy es dirigente (vicepresidente segundo) y tiene la redonda entre sus manos porque maneja todo el fútbol desde el Centro de Entrenamiento de Ezeiza. Seguramente en las próximas elecciones se postule como presidente. Antes le toca prepararse para esa función desde el lugar que ocupa en la comisión directiva. Eligió a Miguel Russo para su vuelta al club y, en el sprint final, el Xeneize logró salir campeón de la Superliga 2019/20. El presente lo tiene armando estrategias en la conformación de un plantel como en la idea futbolística del primer equipo pero su imagen como jugador, aunque ya no lo sea de manera profesional, siempre estará presente porque fue el mejor.

Foto de Javier García Martino para la revista Sólo Boca donde yo era el productor periodístico (año 2013).

Te puede interesar
Compartir noticia en...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin