Esteban Andrada “jugué con la fractura por la adrenalina que me da el hincha de Boca”

  • 10/04/2020

El viernes pasado fue el turno de Miguel Russo, en esta oportunidad Esteban Andrada contestó las preguntas que los hinchas les hicieron por las redes sociales. Aquí las respuestas del arquero de Boca Juniors que está en su casa con su familia cuidándose en la cuarentena.

¿Cómo vas llevando la Cuarentena? ¿cómo te entrenas en esta época?

Estamos llevándola bien, en familia y con mucha paciencia, la única forma de salir adelante es quedándonos en nuestra casa. Con respecto a los entrenamientos bastante bien. El profe nos dio una rutina, en una aplicación y a veces hacemos videollamadas para ir controlando todo, eso esta muy bueno. De esa forma la estamos llevando bien.

¿Qué se siente ser el arquero de Boca y la selección? ¿cuál es tu mayor virtud?

Es lo más hermoso que hay, es lo mejor que le puede pasar a un jugador de fútbol. Uno de chico sabe que es difícil llegar y complicado. Cuando estaba en las inferiores lo primero que pensaba es entrenar con el plantel profesional y después debutar. Es un sueño poder tener esta camiseta.

Mi mayor virtud es el juego aéreo y el juego con los pies. Se que tengo que corregir muchas cosas que el entrenador de arqueros (Fernando Gayoso) me dice que tengo que mejorar y que es lo que mejor me sale. Y en lo que me falta, por eso están los entrenamientos para mejorar día a día.

¿Cuál fue la atajada más difícil en este tiempo en Boca?

Creo que la de Gimnasia (a Contin) porque no me habían llegado mucho y cuando no te llegan se hace más difícil porque se te pasa por la cabeza “cuando me lleguen me van a convertir” y bueno por suerte la pude sacar para festejar después.

¿Cómo hiciste para jugar con la mandíbula fracturada?

Jugué media hora con la mandíbula rota, fue por la adrenalina que genera la hinchada de Boca. La verdad es que uno cuando entra a la cancha no tiene dolor, se le pasa todo y fue lo que me generó seguir jugando. Yo pensé que sólo me había lastimado el labio nomás pero después cuando terminó el partido, me miro al espejo y sentí que me había quebrado porque tenía un diente allá atrás (hace el gesto) y el otro adelante. Por suerte salió todo bien y que no me vuelva a pasar (risas).

¿Qué sentiste cuándo lograste la valla invicta?

Mucha alegría. Sin mis compañeros no lo hubiese logrado. Estaba muy contento por ellos porque me dieron una mano muy grande. Fueron muchos partidos y hoy en día en el fútbol argentino no es fácil lograrlo. Ojalá que en el torneo que viene pueda pueda lograrlo otra vez, tenemos que seguir por este camino.

¿Cuál fue el gol más lindo que te hicieron?

Ninguno -se ríe- porque no me gusta que me hagan goles. Eso se lo dejo para la gente de otro club que me imagino que les debe gustar y seguramente que a vos como a mí tampoco.

¿Por qué te dicen Sabandija?

Es una historia bastante larga, fue en una pretemporada con Lanús cuando estábamos en la habitación con Marchesín y Fabián Moyano, justo estábamos viendo un video en el que un chico estaba haciendo cosas malas y la abuela le decía “que hacés Sabandija” y me acuerdo que esta noche hizo algo y le dijimos “qué hacés Sabandija” por eso salió. Cuando yo veo a un compañero siempre le digo qué hacés Saba o Sabandija por lo que me quedó.

¿Jugaste en otra posición que no sea la de arquero?

Sí, en infantiles. En la mitad de la cancha porque faltaba un compañero y habían dos arqueros. Fue la única vez que no jugué en el arco porque después siempre atajé.

¿Qué puntos de referencia tomás para salir a achicar?

La mayoría de las veces tomo cuando el rival va a patear y agacha la cabeza, ahí intento cubrir todo el arco y cuando viene con pelota dominada, ahí lo aguanto lo que más puedo para ver si me va a patear o quiere gambetear, depende de cada uno en el momento. Si está por patear, intento achicarle para tener todo el arco cubierto.

¿Qué arquero de la historia de Boca elegís?

Esa es difícil, estoy entre Córdoba o Abbondanzieri. Son los que pude llegar a ver y estoy entre esos dos arqueros.

¿Cuáles son tus referentes en el puesto?

Los arqueros europeos que veo mucho para tratar de copiarles un poco, no para igualarlos, pero si los veo siempre para tener referencia de ellos porque me gusta ese estilo.

¿Cuál fue el partido más lindo que te tocó vivir en Boca?

Mi partido especial fue hace poco contra Gimnasia, fue muy lindo,  por todo lo que pasó y todo lo que vivimos antes. Lo veníamos peleando hace un año y la verdad que este grupo necesita una alegría como esa, además de coronarnos de esa manera fue el momento, desde que llegué a club, más lindo que viví. Ojalá de acá en adelante cuando pase todo lo de la Pandemia podamos volver a retomar el fútbol, vengan momentos más lindos.

 

 

 

Te puede interesar
Compartir noticia en...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin