Este Boca me gusta mucho.

  • 02/04/2024

El equipo Xeneize volvió a demostrar mucho carácter en otro partido importante. En la previa del duelo, hablé de una finalísima en La bombonera, y los jugadores como el cuerpo técnico lo disputaron de esa manera. Le ganaron muy bien a San Lorenzo y remontaron un resultado parcial adverso. Como pasó con River, Racing y ahora con el Ciclón, los futbolistas Xeneizes dejaron la vida en el campo de juego para conseguir un resultado positivo. No se les dio el triunfo en el Superclásico pero en los otros clásicos vencieron bien a sus rivales.

El equipo tiene una idea de juego clara con una propuesta muy ofensiva. Los laterales bien adelantados y con duelos individuales permanentes ante los jugadores rivales. Hay buena conexión entre las líneas y hay pequeñas grandes sociedades que están funcionando muy bien. Por citar algunas, Blanco – Zenón; Advíncula – Blondel (lástima la lesión grave de Lucas); Equi Fernández – Medina o el momento de los centrales (todos rinden bien) y ni hablar de los delanteros, con Edinson Cavani que vive su mejor momento desde que llegó al club. Sus goles o los de Merentiel, las ganas de Langoni o del Pipa Benedetto cuando les toca entrar, es un parámetro del COMPROMISO grupal. Ni hablar de las respuestas permanentes de sus arqueros con Chiquito Romero, Javi García o Leandro Brey, que demuestra día a día todo su potencial.

Este Boca me gusta mucho y sigue creciendo partido a partido. Aún no alcanzó su techo y después de haber jugado su peor encuentro con Unión, va mejorando a medida que transita los duelos oficiales. Lo exigen y demuestran todo su potencial. No tengo dudas que si logran la clasificación a los cuartos de final de la Copa de La Liga, van a ser grandes candidatos a lograr el título porque hay mucho material y buena conducción para lograrlo. Son confiables y deben seguir jugando cada compromiso como si fuese el más importante del año.

Este miércoles a las 21hs Boca Juniors debuta en la Copa Sudamericana y visita a Nacional en Potosí -con un viaje atípico-. En el equipo que Diego Martínez ensayó hay muchos suplentes y Pibes. Muchos tienen una gran oportunidad, aunque sea un juego muy difícil e incómodo por la altura. La forma para jugar puede cambiar porque deben adaptarse rápido a los 3.883 metros sobre el nivel del mar pero no deben resignar la intensidad.

La premisa es única: a seguir por este correcto camino y a continuar mejorando porque todos tienen mucho más para dar.

Te puede interesar
Compartir noticia en...
Share on Whatsapp
Whatsapp
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin